Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 29 de marzo de 2014

Musaka con berenjenas fritas















Dificultad media

Ingredientes para 5 personas
  • 2 berenjenas grandes
  • 500 gr de carne puede ser cerdo, ternera, pollo, etc., he usado pollo (que a todos gusta) y la he partido muy menuda
  • Para aderezar el pollo: sal, pimienta blanca, perejil picado, tomillo y ajo molido
  • Masilla para pasar las berenjenas antes de freír: agua, sal, huevo batido y unas hebras de azafrán, conjuntamos todos los ingredientes haciendo una masa clarita por donde se pasan las berenjenas y se fríen
  • 1 puerro, una cebolleta grande, 1 pimiento veteado entre rojo-verde y 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aove
  • bechamel para cubrir la superficie, cantidad más o menos dependiendo de lo que nos guste esta salsa
  • queso rallado, el que nos guste, más o menos curado
  • orégano
  • 1 vaso de tomate frito, podemos usar de bote
  • un cazo o sartén con aceite abundante para freír las berenjenas

Elaboración
Ponemos las berenjenas un buen rato con sal en un recipiente para que suelten el amargor y suden, después se lavan, escurren y secan con un paño limpio. En una sartén ponemos el aove y echamos las verduras muy picadas dejando que se pochen unos 6 minutos. Agregamos el pollo (estará previamente aliñado) y lo dejamos que se haga con la verdura, unos 6 minutos. Se retira del fuego y dejamos apartado que se atempere. Ponemos el cazo con el aceite a calentar y vamos pasando las berenjenas una a una por la masilla y echándolas en el aceite que debe estar caliente, dejaremos unos segundos y damos la vuelta para hacer otro par de segundos por el otro lado, no deben quedar muy fritas, se van sacando y dejando en una bandeja con papel absorbente para que escurran el aceite sobrante. Una vez estén todas fritas, preparamos un recipiente apto para el horno y con una profundidad de al menos 5 cm para poder poner varias capas. Se coloca una base de berenjenas, agregamos un poco de tomate frito por encima, cubrimos con el sofrito de verdura-carne y volvemos a poner otra capa de berenjenas, tomate, sofrito, etc. hasta completar el recipiente, dejaremos espacio suficiente para echar la bechamel que será la última capa. Espolvoreamos con una pizca de orégano y queso rallado para que al hornear unos minutos quede fundido, terminamos con un par de minutos de gratinado para dorar la superficie.
Es una especie de lasaña pero con berenjena, aportan un poco más de calorías al estar fritas, pero hay que probarlo.

No hay comentarios: