Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 24 de febrero de 2014

Tocino de cielo con calabaza















Dificultad media

Ingredientes para 4 porciones (o más según cantidad)
  • 6 yemas y 1 huevo entero
  • 1/2 vaso de jalea de membrillo
  • 2 cucharadas de azúcar y 1/2 vaso de agua para mezclar con la jalea y diluirla un poco
  • un trozo de calabaza cocida, uno 60 gr, he usado la típica calabaza de freír, puede ser otra más fina
  • pizca de canela y azúcar avainillada
  • caramelo líquido, (se puede usar del que venden ya hecho pero es muy diferente)

Elaboración
Preparamos la calabaza despojada de la piel y partida en trozos, con un poco de agua, dejando cocer hasta que esté bien blanda, escurrimos y pasamos por la batidora haciendo una pasta fina. En un bol ponemos a calentar la jalea, agua, azúcar, canela y vainilla y dejamos unos 10 minutos para que se disuelva bien y quede un almíbar suave y bien aromatizado. Se deja enfriar mientras ponemos los huevos en un bol y movemos con una pala hasta que queden cremosos pero sin batir, no deben quedar esponjosos. Mientras, preparamos el caramelo, (unas gotas de agua, 2-3 cucharadas de azúcar y  mover hasta que esté líquido). En el molde donde vamos a preparar el tocino, incorporamos el caramelo líquido y dejamos que se solidifique. Incorporamos la crema de calabaza al almíbar mezclando hasta que esté totalmente integrado. Este preparado se une con los huevos y mezclamos de forma delicada, sin espumar y hasta que todo el conjunto quede perfectamente unido. Este preparado se echa al molde donde está el caramelo.
Tendremos el horno encendido unos 10 minutos para que esté bien caliente a unos 200º, en la bandeja del horno ponemos un poco de agua para colocar el molde del pastel encima y que se haga como al baño María. Una vez introducido el molde del pastel, se reduce la temperatura a 180º dejando 1 hora aproximadamente, como siempre, va a depender del horno. Tenemos que comprobar que esté bien cuajado antes de apagar y retirar. Dejamos unos 5-8 minutos que se atempere y desmoldamos con cuidado. Nos ayudamos con un cuchillo de punta roma pasando por todo el borde del molde para facilitar que el pastel se despegue y salga fácilmente, simplemente hay que colocar el recipiente donde se va a servir y damos la vuelta al molde. Si queremos podemos adornar con algo de caramelo.
Realmente está muy rico porque tiene una textura algo distinta al típico tocino de cielo, un toque delicado con la cremosidad de la calabaza.
OJO: si no disponemos de jalea de membrillo podemos prescindir haciendo un almíbar ligero con la misma cantidad de azúcar y agua, (algo menos de azúcar si no lo queremos muy dulce), sería 1 vaso de azúcar y algo más de un vaso de agua, para sustituir la jalea que ya tiene agua y azúcar.

No hay comentarios: