Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 6 de febrero de 2014

Natillas de café















Dificultad media

Ingredientes para 6-8 personas
  • 3/4 de litro de leche
  • 5 huevos
  • 1/2 cucharada de azúcar avainillado
  • 7 cucharadas de azúcar, depende de como nos guste de dulce 1 más o 1 menos
  • 2 cucharadas de café soluble, puede ser descafeinado soluble para quien no deba tomar café
  • pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de harina refinada de maíz
  • galletas tipo María para poner de base en los recipientes, esto es opcional

Elaboración
Preparamos dos bols donde vamos a separar claras y yemas. Con las claras ponemos unos granos de sal para batir a punto de nieve suave. En el otro bol ponemos las yemas, agregamos el azúcar y vainilla mezclando el conjunto hasta conseguir una pasta blanquecina. En un vaso vamos a colocar parte de la leche y echamos el café soluble y la harina, mezclando hasta que todo quede bien diluido. Este preparado se añade al conjunto de yemas-azúcar y mezclamos hasta que se integre. Ponemos un recipiente al fuego con el resto de leche y cuando esté templada se añade la crema de yemas, moviendo para evitar que el huevo se cuaje y vaya espesando. Añadimos entonces las claras y volvemos a mezclar para que la masa quede esponjosa a medida que se terminen de integrar en el preparado. Una vez que vemos que ha espesado, se colocan los recipientes con sus galletas y se van llenando. Cuando estén totalmente fríos se incorporan al frigorífico porque han de tomarse bien frescas.
Si observamos que las natillas nos quedan espesas en exceso se puede incorporar algo más de leche y mezclar bien para obtener el espesor deseado, como siempre esto depende del gusto, unos las quieren algo más líquidas y otros bastante espesas, el cocinero manda. 
Se puede hacer en el microondas, el procedimiento es similar pero colocando todos los ingredientes en un bol apto para microondas. Se introducen a una temperatura máxima y se dejan unos 5 minutos, se sacan y se mueven muy bien, volvemos a colocar otros 5 minutos y volvemos a sacar y mover nuevamente, la 3ª vez dejamos unos 3-4 minutos, sacamos y mezclamos con ayuda del brazo batidor, se mueven bien para conseguir una crema homogénea, se reparte en los recipientes y cuando esté fría al frigorífico..., podemos elegir método. 
Adornar con unos fideillos de caramelo o similar

No hay comentarios: