Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 13 de febrero de 2014

Carrot cake especiado















Dificultad: fácil

Ingredientes para un bizcocho
  • 3 zanahorias grandes, peladas y rayadas finamente
  • 1 vaso de aceite de girasol con un poco de oliva, (1/3 girasol y 1/4 oliva v.e.)
  • 2 vasos de azúcar 
  • 3 vasos de harina de trigo de panadería
  • 4 huevos
  • pizca de sal, azúcar glas, canela, pimienta blanca molida, jengibre y nuez moscada, (unos leves toques de cada cosa)
  • 1 sobre de levadura
  • 1 yogur natural

Elaboración
Precalentamos el horno a 200º mientras preparamos la masa de bizcocho. En un bol echamos las claras de huevo con una pizca de sal y batimos a punto de nieve flojo. En otro bol echamos las yemas, el yogur y el azúcar mezclando hasta hacer una papilla blanquecina. Agregamos el aceite y seguimos moviendo hasta que se integre. Echamos un pizca de todas las especies y el conjunto de harina más la levadura previamente tamizadas. Vamos integrando poco a poco con movimientos envolventes, de fuera hacia adentro. Una vez que hemos conseguido hacer una pasta homogénea echamos las zanahorias y mezclamos para que queden repartidas. Se agregan las claras y seguimos moviendo hasta que nuevamente todo quede bien integrado y la pasta algo más ligera. Preparamos un molde donde untaremos un poco de aceite por todo el recipiente quitando el exceso con papel absorbente. Se echa la mezcla que hemos preparado y damos unos golpecitos con el recipiente sobre la encimera para que se asiente bien el preparado.
Introducimos el recipiente en el horno hacia la mitad, pasados los primeros 5 minutos se baja la temperatura a 180º y dejaremos que se haga durante 35-40 minutos sin abrir el horno para nada durante ese tiempo. Comprobamos que está en su punto pasando un palillo y que salga seco.
Pasado el tiempo de horneado, se apaga el horno dejando la puerta entreabierta un par de minutos para que el bizcocho repose. Sacamos el bizcocho que vamos a desmoldar cuando esté templado.
Preparamos un poco de azúcar glas con una pizca de pimienta, nuez moscada, jengibre y canela y lo mezclamos bien y cuando el bizcocho esté totalmente frío, lo espolvoreamos por encima con ayuda de un colador para dar un aspecto nevado con un toque muy interesante.
La zanahorias son un potente antioxidante, ricas en carotenos, es una buena fórmula de comer zanahoria sin a penas darse cuenta, especialmente para niños, sin pasarnos con las especies claro.

No hay comentarios: