Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 28 de enero de 2014

Pollo al ajillo

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 1/2 pollo grande limpio y partido en trozos pequeños, dejaremos los trozos con la piel para que proteja y no se reseque, la 2ª opción sería con trozos más grandes
  • 5 granos de pimienta negra
  • 2 hojas de laurel
  • 1 pimiento seco
  • 9-10 dientes de ajo
  • 1 vaso de aceite
  • 1 vaso grande de vino de Jerez amontillado
  • sal
  • 1/2 vaso de agua

Elaboración
Preparamos una sartén honda, con bastante fondo, y echamos el aceite dejando unos segundos que se caliente para agregar los dientes de ajo partidos por la mitad y sin pelar. Los tendremos un par de minutos que se doren y los retiramos para que no se quemen durante el proceso. Agregamos la carne previamente salada. Vamos a sellar el pollo y que adquiera un bonito color dorado por todos sitios. Movemos de vez en cuando para conseguir que el sellado se haga por igual en todos los trozos. Agregamos el resto de ingredientes y condimentos, mezclamos y añadimos el vino con la precaución de retirar un poco la sartén del fuego por si prende el alcohol. Dejaremos hasta que reduzca un poco y echamos el agua dejando que se vaya haciendo el pollo lentamente, al tiempo que va evaporando el exceso de líquido. Estará unos 15 minutos al fuego para que la carne quede bien hecha, sabrosa y la salsa en su punto. Se agregan los ajos para servir con ellos. 

No hay comentarios: