Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 26 de enero de 2014

Croquetas de pavo

Dificultad: fácil

Ingredientes para 15-20 uds
  • 2 muslos de pavo y una pechuga
  • 5 cucharadas de harina de trigo
  • 2 vasos de caldo de haber cocido el pavo, (podemos añadir unas verduras al agua donde coceremos el pavo)
  • 1 cucharada de mantequilla y 4 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 1 cebolla mediana picada brunoise menudo
  • sal, pimienta negra molida y nuez moscada
  • pan rallado, huevos batidos y aceite abundante para emborrizar y freír

Elaboración
Ponemos una olla con agua, 1/2 litro y añadimos algunas verduras como:zanahoria, pimiento verde, cebolla, puerro... y los trozos de pavo dejando cocer unos 30 minutos. Pasado ese tiempo se retiran los trozos de carne y dejamos que se enfríen un poco para proceder a limpiarlos y picarlos pequeños. Los despojos, huesos, se pueden volver a echar al caldo y mantenerlo en ebullición hasta que se vaya a utilizar, así el caldo estará mas sabroso y concentrado.
Preparamos una olla amplia y echamos el aceite que se caliente un poco para añadir la mantequilla y que se derrita de forma rápida. Se agrega la harina y se dan unas vueltas para que se tueste un poco anulando el propio sabor de harina puro y duro. Pasados un par de minutos, se va agregando el caldo poco a poco y moviendo para que se integre y no salgan grumos, debe quedar una masa suave. La aderezamos con sal, pimienta y nuez moscada y dejamos unos 5 minutos hasta que se integre todo bien y vaya quedando espeso. Añadimos los trozos de carne y los mezclamos para repartirlos por toda la masa. En el momento que la masa se desprende con facilidad de las paredes del recipiente, se puede retirar dejando en una rustidera o fuente para reposar hasta que esté completamente fría, mínimo 1 hora, cuanto más tiempo repose mejor.
Preparamos un plato con los huevos batidos, otro con el pan rallado y otro donde vamos a ir colocando las croquetas listas para freír. Se toman porciones de masa no muy grandes y formamos una croqueta al gusto, se pasa por huevo y seguidamente por pan rallado y se van dejando en espera hasta finalizar la masa. Ponemos una sartén con aceite abundante y cuando esté caliente, sin humear, se van echando con cuidado a la sartén y las dejamos hasta que se doren por un lado, le damos la vuelta con cuidado y dejamos dorar por el otro lado. Una vez que tiene un bonito color dorado, se van sacando a un recipiente que tendrá un poco papel de cocina para que dejen el exceso de aceite y se van colocando en el recipiente donde se van a servir.
Las croquetas nos permiten hacer una bechamel con leche, con caldo, con leche-caldo, etc... así como usar el relleno que más nos apetezca o aprovechar restos de otros preparados. 

No hay comentarios: