Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 1 de enero de 2014

Bizcocho de manzana

Dificultad: fácil

Ingredientes para un gran bizcocho
  • 3 manzanas tipo reineta
  • 1 taza de aceite, 3/4 partes de girasol y 1/4 parte de oliva v.e.
  • la misma taza nos va a servir de medida, echando 2 tazas de azúcar
  • 3 tazas de harina con 1 sobre de levadura y todo tamizado
  • 4 huevos

Elaboración
Pelamos y cortamos las manzanas en láminas finas. Mezclamos el aceite con el azúcar, las yemas y vamos incorporando la harina poco a poco con movimientos envolventes, hasta conseguir integrarla bien. Ponemos en un bol las claras y las montamos un poco a punto de nieve flojo, se introducen en la crema que teníamos preparada y movemos también de forma envolvente, hasta que esté todo bien incorporado y nos quede una crema esponjosa.
Precalentamos el horno a 170º durante 10 minutos antes de incorporar el bizcocho. En el molde que vamos a usar se puede poner una pizca de aceite y pasar un papel de cocinar por todos sitios, con objeto de que se desmolde fácilmente una vez hecho. Ponemos una parte de las manzanas en el fondo del molde, incorporamos la crema íntegramente y terminamos añadiendo el resto de las manzanas, estas últimas las podemos pasar por un poco de harina, (sacudiendo todo el exceso), con objeto de que se mantenga arriba y no tiendan a ir al fondo, para que queden por todo el bizcocho.
Introducimos en el horno y mantendremos unos 40 minutos, como siempre digo, todo dependerá del tipo de horno, lo cierto es que no se puede abrir el horno hasta pasado al menos ese tiempo para poder comprobar si se ha hecho o le falta, si abrimos antes se vendrá abajo. Pinchamos y si sale el palillo completamente seco será el momento de apagar el horno, dejar la puerta entreabierta y dejar que se atempere poco a poco, sin un cambio brusco de temperatura.
El bizcocho con la manzana entremezclada, va a proporcionar una gran suavidad y quedará muy jugoso. Podemos adornar con algo de fruta escarchada, unos trocitos de manzana pasada levemente por una sartén con azúcar para caramelizar un poco o sin ningún adorno, es de libre elección.

No hay comentarios: