Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Don Francisco con un par

En cualquier época del año cuando nos abandona un ser querido el dolor es grande, pero cuando este hecho ocurre cercano a la Navidad, es aún peor.
Mi padre también se fue un día de Diciembre hace ya bastantes años pero aún se recuerda más, llegadas estas fechas. Mi marido es la primera Navidad que pasa sin su madre, y siempre hay alguien a quien echas especialmente de menos, pero se sigue hacia delante porque los que quedan siguen necesitando de esa magia que existe en estas fechas.
En esta ocasión se ha marchado el padre de un gran amigo y padrino de mi hijo, al que conocíamos desde hace mucho tiempo. Se ha ido casi rondando los 98 años, cumpliendo sobradamente con su paso en este mundo. Rodeado y cuidado por sus hijos hasta el último momento y consciente de que se iba porque no había más remedio, su cabeza la ha tenido más lúcida, que muchos de los que somos bastante más jóvenes y que andamos con los primeros fallos de memoria, él tenía una memoria increíblemente perfecta, su único problema eran las piernas que ya era difícil que le respondieran.
Con su trabajo y esfuerzo ha sabido dejar un buen legado a sus herederos, no solo lo económico es lo que cuenta, también las formas, la enseñanza, los conceptos, el fondo. Un hombre recto que ha sabido ganarse el cariño y el respeto de todos, con un simple toque de bastón en el suelo ya sabían lo que Paco, como lo llaman sus hijos, quería. 
Había cumplido su objetivo en esta vida y debía reunirse con sus seres queridos en la otra, dejando aquí a otros muchos a los que también quería y dejando un buen recuerdo en la memoria de los que quedan.
Me gusta pensar que nos espera otro mundo donde vamos a seguir con todas las personas que han formado parte de nuestra vida, prefiero pensar eso, sin más. Para qué, más profundidades y más teorías, lo sencillo es lo que al final nos hace más felices a los que aquí seguimos.
Más de una vez le hemos regalado un buen vino para compartir con su familia, porque era amante del buen comer y beber, esta Navidad no ha podido disfrutarlo con los suyos, espero que los que quedan brinden en honor a Paco. D. Francisco un abrazo muy fuerte.

No hay comentarios: