Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 18 de octubre de 2013

Puchero de alubias con castañas















Dificultad: fácil

Ingredientes para 6 personas
  • 500 gr de judías rojas
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 3 rábanos
  • 8-10 castañas gorditas
  • una punta grande de jamón ibérico, puede ser serrano
  • 2 clavos de especias, 4 granos de pimienta negra y 1 hoja de laurel
  • agua suficiente para mantenerlas cubiertas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva v.e.

Elaboración
Ponemos una olla amplia con el aceite, agregamos los ajos y el puerro picado no muy menudo, dejamos un par de minutos y agregamos las zanahorias en ruedas gruesas, junto con los condimentos y los rábanos pelados y enteros. Se añaden las judías, (previamente lavadas y escurridas), la punta de jamón y agua para cubrirlas. Dejamos que empiece a hervir y agregamos un poco más de agua fría, hasta en tres ocasiones para asustarlas, que se suele decir, o cortar el hervor. Finalmente la última que se añade el agua deben quedar bien cubiertas, al menos un dedo por encima, unos 2 cm, tapamos la olla y dejamos a fuego lento por espacio de algo más de 1 hora.
Debemos comprobar en un par de ocasiones que la cocción sigue su curso, sin que se peguen ni le falte agua. Unos 12-15 minutos antes de finalizar se agregan las castañas, que habremos pelado y quitado la piel, (podemos hacer una pequeña incisión en la cáscara dura y poner unos segundos en el microondas), que ayudarán a abrir y pelar fácilmente. Cuando comprobamos que están bien tiernas, se corta el fuego y se dejan en reposo listas para comer, se sirven con unos trozos de jamón en cada plato. Si lo hacemos de un día para otro quedarán aún mejor y espesarán bastante, quizás sea necesario añadir un poco de agua a la hora de calentar porque estén muy espesas.     

No hay comentarios: