Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Crema catalana















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 postres
  • 3 huevos grandes o 4 más pequeños
  • 1 cucharadita de maizena
  • 1/2 litro de leche semidesnatada 
  • para aromatizar la leche: la parte interna de un trozo de vainilla, una rama de canela, un trozo de cáscara de limón, un trozo de cáscara de naranja y 1 cucharada de anisette
  • 3 cucharadas de azúcar
  • azúcar para caramelizar

Elaboración
En un cazo colocamos la leche, (reservando 1/2 vaso para diluir la maizena), y agregamos todos los ingredientes para aromatizar. Dejaremos a fuego lento que se vaya calentando, retiramos un par de veces del fuego volviendo a colocar en unos minutos para evitar que hierva y se salga, mientras, separamos las yemas de las claras, por un lado batimos las yemas con el azúcar y por otro montamos las claras a punto suave. Colamos el preparado lácteo para desechar los aromatizantes utilizados y agregar al leche en reserva con la maizena bien diluida, sin dejar de mover se van añadiendo las yemas para que no cuajen. Cuando veamos que están integradas, se añaden las claras y se sigue moviendo hasta que se vayan mezclando, aunque la parte de arriba quedará espumosa. Cuando esté espesando se retira del fuego y se deja reposar un rato. 
Preparamos unos recipientes, preferentemente de barro, y los llenamos con el preparado. Hay que dejar que se enfríen antes de añadir azúcar suficiente para utilizar el soplete, y que quede una capa caramelizada que podremos dejar en el frigorífico hasta la hora de servir, porque esto gusta bien fresco.
Dependiendo de lo generosos que seamos al echar la capa de azúcar, así quedará la capa de caramelo. Pero yo creo que no debemos de pasarnos por el exceso de calorías, justo para dar un toque caramelizado crujiente y dulzón.

No hay comentarios: