Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 1 de agosto de 2013

Paella con habas y pulpo















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 300 gr de pulpo cocido
  • 500 gr de arroz tipo bomba
  • 1 litro de agua de haber cocido el pulpo
  • 200 gr de habas, si son frescas mejor
  • sal, pimienta negra molida, perejil picado, cúrcuma y pimentón dulce de la Vera, (cantidades pequeñas)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4 vaso de aceite de oliva v.e. 

Elaboración
Preparamos una sartén grande o paellera y ponemos el aceite. Aplastamos los ajos previamente pelados y los doramos un poco, se añaden los pimientos y cebolla picados dejando durante 5 minutos que se pochen un poco. Se agrega el pulpo en trozos no muy grandes, las hierbas y condimentos moviendo todo para que se mezclen los sabores. Echamos las habas y un poco de caldo volviendo a mezclar y dejando otros 5 minutos.
En una olla ponemos el resto de caldo a calentar, para que esté a temperatura adecuada al incorporarlo al arroz. Agregamos el arroz en el sofrito, mezclamos y dejamos un par de minutos para que el grano quede cerrado por fuera. Finalmente se añade el caldo bien caliente y se mueve todo con cuidado para que quede repartido por todo el recipiente. Mantendremos 2-3 minutos a temperatura más viva y reducimos dejando unos 15 minutos, hasta comprobar que el arroz está algo entero pero en su punto justo para el reposo. Tapamos el recipiente retirado del fuego y dejamos unos 3-4 minutos que repose antes de servir.
Las habas nos van a ayudar a reducir el colesterol llamado malo, LDL, y aportan vitaminas del grupo B entre otras, junto con el pulpo, que también es rico en vitaminas del grupo B. Son dos aliados magníficos para ayudar en la hipercolesterolemia.

No hay comentarios: