Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 24 de agosto de 2013

Mesón Restaurante Los Naranjos

Situado en Melegís-Granada. En numerosas ocasiones habíamos estado comiendo en este restaurante donde además aprovechamos para comprar naranjas y limones de la tierra, de piel basta pero realmente buenos de sabor y jugosos. Siempre habíamos ido a comer los platos típicos del lugar y sobre todo los pucheretes, en principio muy ricos y costeados pero en las últimas ocasiones que fuimos, estaban fallando en calidad y cantidad. Recuerdo alguna vez no poder terminar de comer un plato de cuchareo por lo pesado que resultaba de la cantidad que suponía, y la última vez compartí un plato con una amiga y ambas nos quedamos con cara de decir ¡qué hemos comido!, mucho había cambiado la cosa, sin embargo el precio nada barato para el entorno. Desde entonces habíamos dado un cierto margen para no repetir.
Hoy, decidimos dar una vuelta a ver que tal estaba la cosa y quedarnos en la barra donde se suele tapear bien. Hemos podido comprobar que se tapea perfectamente, casualmente viendo la carta me llamó la atención que entre varias ensaladas, ponen una que es la del chef, me sorprende porque en ese sitio pega poner ensalada de la casa, y al preguntar a Antonio, el dueño, nos dice que el chef es su hijo, que ahora trabaja la cocina e intenta introducir novedades más elaboradas, amén de lo tradicional, que es lo que sigue demandando el usuario, y a los guiris que por allí abundan es lo que más les gusta. Espero que la innovación sea para mejorar, de hecho se han visto algunos platos bien presentados y con cantidades acertadas, nada de miniaturas. Al parecer el chico tiene buena mano en la cocina y las paellas son una de las especialidades, volveremos para probar alguna.
De momento espero que no pierda tradición y por el contrario recupere algo en la calidad del puchero, sin dejar de lado los aceites, importante renovar el aceite con frecuencia y más aún si se fríe bastante, cambia el sabor y olor de cualquier plato. Esperemos que tenga suerte y no descuide lo realmente importante, tiene una buena clientela pero no todo el mundo come de todo y puede que pierdan personas algo más exigentes.

No hay comentarios: