Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 17 de agosto de 2013

Costillas en salsa de miel con mostaza añeja















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 1/2 kg de costillas de cerdo
  • 5 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 3 cucharadas de salsa de mostaza
  • 1 cucharada de vino blanco seco
  • 1 cucharada de miel de romero
  • 2 cucharadas de agua
  • aliño para el adobo: polvo de ajo, tomillo, romero, sal, perejil, pimienta molida, pimentón ahumado, vinagre, aceite y orégano

Elaboración
Separamos las costillas por unidad y las adobamos con el aliño, mezclando bien para que todas queden impregnadas. Dejaremos reposar 2-3 horas mínimo para que adquieran bien el sabor, (yo las dejo de un día para otro). Ponemos una sartén con el aceite y doramos las costillas por ambos lados escurriendo el adobo sobre ellas. Agregamos el vino dejando unos segundos que evapore el alcohol, añadimos la miel y el agua, dejándolas tapadas a fuego lento durante 20 minutos para que queden tiernas. Se echa la salsa de mostaza moviendo para que se engrane con el resto, dejando un par de minutos que se unifique el preparado.
Aunque realmente las costillas tienen poca carne, podemos decir que el sabor es único y muy apetecible.

No hay comentarios: