Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 24 de agosto de 2013

Batido reconstituyente

Este batido está especialmente indicado para situaciones que supongan un gran desgaste físico, como el sufrido por mi marido e hijo en una travesía de 8 horas por Sierra Nevada, con grandes desniveles de altura. En la foto se puede apreciar la cara norte del pico Mulhacén, 3479 m.
Llevaban agua, un bocadillo y unos frutos secos y prácticamente, a excepción del agua, trajeron todo de vuelta, al parecer cuando hacen un gran esfuerzo lo que menos les apetece es comer. Por eso cuando me dijeron que volvían, les preparé un delicioso batido de fruta fresca para reponer líquidos, vitaminas y minerales, además de refrescarse e hidratarse.

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas (un buen vaso o repetir)
  • 2 ruedas grande de melón
  • 1 melocotón
  • 1 manzana
  • 1 remolacha
  • 1 zanahoria
  • 4 kiwis
  • zumo de un limón
  • zumo de 2 naranjas
  • 2 hojas de menta fresca

Elaboración
Ponemos todos los ingredientes, previamente lavados, pelados y troceados, y trituramos hasta conseguir la textura deseada así como la espesura. La fruta debe estar fresca para que el batido sea lo más refrescante posible. Seguro que quien lo prueba repite. Y por supuesto recién hecho que es como podemos disfrutar de todas sus vitaminas sin que se oxide, en caso de que sobre un poco, se conserva en un bote hermético en el frigorífico, que aunque se pierdan parte de sus propiedades siempre quedará alguna, no tirarlo. 

No hay comentarios: