Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 17 de julio de 2013

Salmorejo con crujiente de jamón















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 1 kg de tomates de pera maduros
  • 1 zanahoria
  • 2 huevos duros
  • 3 lonchas de jamón serrano sin magro
  • 1 diente de ajo
  • 5 rebanadas de pan del día anterior
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 4 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • sal

Elaboración
Empapamos las rebanadas de pan con el vinagre, un poco de aceite y con el zumo de un par de tomates, dejaremos 10-15 minutos que se empapen bien. Mientras, deshidratamos el jamón colocando en una sartén antiadherente el jamón picado, dando vueltas para que no se queme hasta conseguir que quede crujiente y lo reservamos.
En el vaso triturador, batidora o Thermomix colocamos los tomates, rebanadas de pan, zanahoria en varios trozos, ajo y sal. Se bate todo hasta conseguir una crema suave y algo pastosa. Comprobamos que el sabor es correcto y dejamos tapado con papel film en el frigorífico, hasta la hora de servir para que se mantenga bien fresco.
Tendremos los huevos duros, pelados y troceados en reserva. Preparamos recipientes individuales donde colocamos una base con el salmorejo, un poco de huevo picado y otro poco de picadillo de crujiente de jamón, esta forma de preparar el jamón nos va a proporcionar un crujiente y una textura muy resultona, que contrasta con la cremosidad y frescor del salmorejo. Podemos culminar con unas gotas de aceite en crudo.

No hay comentarios: