Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 13 de julio de 2013

Bizcocho con licor de naranja















Dificultad: fácil

Ingredientes para 8 personas
  • un vaso de harina de trigo tamizada
  • un sobre de levadura
  • zumo de 1 naranja
  • un vaso corto de aceite
  • 4 huevos
  • 1 cucharada grande de cacao en polvo
  • 1 vaso corto de azúcar
  • para el baño de licor: ralladura de naranja, unas lascas de piel de naranja, zumo de 2 naranjas, 2 cucharadas de azúcar moreno, 1 cucharada de licor tipo anís, otra de ron de caña y una pizca de canela en polvo

Elaboración
Colocamos todos los ingredientes en el vaso Thermomix excepto la levadura, los ponemos 20 segundos a velocidad 5, destapamos y bajamos al fondo lo que ha quedado en el borde con ayuda de la lengua o espátula. Volvemos a programar otros 10 segundos a velocidad 6. Abrimos nuevamente y añadimos la levadura. Finalizamos programando 5 segundos a velocidad 6. Mientras, pondremos un molde con un poco de aceite y quitaremos el exceso con un papel de cocina o servilleta, añadimos la mezcla en el molde y metemos al horno a 175º durante 35 minutos aproximadamente. El horno debe estar caliente antes de introducir el preparado y no se volverá a abrir hasta pasado el tiempo reglamentario, comprobando que está hecho cuando al introducir un pincho salga limpio.
Mientras tenemos el bizcocho en el horno, haremos un almíbar con los ingredientes para el baño de licor. Dejamos cocer hasta que esté reducido a la mitad. Una vez sacamos el bizcocho del horno, se deja enfriar y con cuidado damos la vuelta por la base para regar con el preparado, volvemos a colocarlo en el molde donde estaba o en una fuente, y regamos toda la superficie y laterales con el almíbar. Esto va a dar al bizcocho una gran suavidad, jugosidad y esponjosidad, además de un sabor inmejorable.
Presentamos con unas lascas y tiritas de naranja.

No hay comentarios: