Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 19 de junio de 2013

Salsa de aguacate















Dificultad: fácil

Ingredientes para un tarro de unos 100 ml
  • 1 aguacate en su punto, no maduro pero no verde, perfecto
  • 20 ml de leche, (unas 4 cucharadas)
  • 20 ml de aceite de girasol, (4 cucharadas)
  • 10 ml de aceite de oliva v.e. (algo menos de 2 cucharadas)
  • pizca de sal, pimienta negra molida
  • 1/4 de cucharada de zumo de limón
  • 1/8 de cuchara de vinagre de manzana, (unas gotitas)

Elaboración
Pelamos el aguacate y lo desprendemos del hueso y lo colocamos junto con el resto de ingredientes en el vaso de batidora, ponemos el brazo batidor y emulsionamos 1-2 minutos sin mover mucho, sólo un poco de arriba abajo hasta conseguir una salsa untuosa, algo espesa pero no dura.
Se puede utilizar como una mahonesa para acompañar cualquier producto como espárragos, langostinos, huevos, ensaladas, etc, resulta muy suave y tiene más vitaminas.
El aguacate es un vegetal que contiene minerales, vitaminas, ácidos y aminoácidos, más que cualquier otro, su pulpa contiene gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados que ayudan a controlar el colesterol y  triglicéridos; además de vitaminas del grupo B. Deberíamos  consumir 1-2 aguacates por semana.

No hay comentarios: