Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 14 de junio de 2013

Porrusalda















Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 2 patatas rojas
  • 2 zanahorias (opcional)
  • 3 puerros, principalmente la parte blanca
  • 200 gr de bacalao desalado
  • pimienta blanca molida
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce de la Vera
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva v.e.

Elaboración
En un recipiente con agua tendremos el bacalao de un día para otro, cambiando el agua 1 vez y reservando el agua nueva donde se termina de desalar, en una cazuela ponemos el aceite y doramos los ajos reservando para después, en esa misma cazuela echamos los puerros en rodajas, las patatas en ruedas de 1 cm y las zanahorias también en ruedas algo más finas, damos unas vueltas y agregamos el agua reservada que debe mantener las patatas cubiertas, dejaremos unos 12 minutos, agregamos el bacalao en trozos pequeños y un majado que habremos hechos con los dientes de ajo, pimienta y pimentón, con una pizca de agua para diluir bien el contenido, se agrega a la cazuela y dejamos otros 5-8 minutos más, hasta que las patatas estén tiernas, hay que controlar esto porque el tiempo está en función del tipo de patata. Este plato se admite tanto con o sin bacalao, este ingrediente es opcional, debe quedar caldoso pero trabado.

No hay comentarios: