Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 10 de junio de 2013

Pollo empanado















Dificultad: fácil

Ingredientes par 4 personas
  • 8 filetes de pollo no muy finos
  • 2 huevos batidos 
  • un plato hondo con pan rallado
  • zumo de 1 limón
  • sal, perejil picado y pimienta blanca molida
  • una sartén llena de aceite de oliva v.e para freír, (una sartén mediana para no usar mucho aceite)

Elaboración
Aderezamos los filetes con sal, pimienta, perejil y zumo de limón, los dejamos un rato en el refrigerador para que tomen el sabor del aderezo, sacamos dejando un poco que se atempere la carne y procedemos al empanado, pasando por huevo y pan rallado de forma que este quede bien adherido al filete sin huecos, preparamos la sartén y cuando esté caliente sin humear echamos los filetes, dejamos unos minutos que se doren por un lado y damos la vuelta para dorar por el otro, tardan poco en hacerse y deben tener el grosor justo para que el filete quede jugoso y no sea sólo un  frito de pan rallado, hay quien lo pasa por harina primero, pero bajo mi punto de vista no es necesario para que el empanado quede bien, y así prescindimos de un producto que no aporta nada, harina la justa y necesaria.
Estos filetes son muy socorridos para un 2º plato, para un bocata, una excursión....., porque admiten comerlos fríos e incluso de un día para otro, aunque por supuesto recién hechos no tienen nombre y más si se acompañan por ejemplo con un salteado de ajetes o similar.
Aconsejo que se pongan en papel de cocina según salen de la sartén para que dejen el excedente de aceite y no queden grasientos.    

No hay comentarios: