Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 1 de mayo de 2013

Paella de marisco con cigalas















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 500 gr de arroz bomba
  • 1 litro de caldo de pescado
  • laurel, perejil, pimentón dulce-picante de la Vera, cúrcuma y sal
  • 1 cebolla, 1 puerro, 3 tomates pera, 1 zanahoria, unos tallos de ajos, 2 dientes de ajo, 2 pimientos verdes, 1/2 pimiento rojo, (si es asado mejor) y un pimiento seco
  • 100 gr de almejas tipo chirla
  • 100 gr de navajas
  • 2 calamares medianos
  • 2 cigalas grandes
  • 1/2 vaso escaso de aceite de oliva v.e. 
  • 2 cucharadas de vino

Elaboración
Preparamos el sofrito echando todos los ingredientes de verdura en una sartén con el aceite, dejamos un par de cucharadas de aceite para hacer el marisco, se pocha 10 minutos, se puede ir haciendo por tandas, agregando la verdura según dureza, pero tardaremos bastante más y al final se trata de que esté todo muy pochado, condimentamos con las especies y dejamos apartado, en otra sartén colocamos un poco de aceite y doramos los calamares, dejamos que se hagan unos minutos, se retiran y se añaden las almejas que dejaremos hasta que se abran añadiendo el vino, se comprueba que no tengan tierra por dentro y se dejan junto con los calamares, echamos en la misma sartén, en ese jugo que queda, las navajas y cuando abren se retiran de las conchas y se dejan con el resto de marisco, terminamos con las cigalas que vamos a partir en varios trozos dejando las patas aparte, las rehogamos procurando sacar todo el jugo a la cabeza que junto con los caparazones que vamos a desprender, se echan en el caldo de pescado que pondremos a cocer para que esté bien caliente al usarlo, lo colaremos para que no caigan despojos en la paella, volvemos al primer sofrito colocándolo en la paellera o sartén grande que vamos a usar, procuraremos quedarnos con toda la sustancia usando lengua de gato para limpiar bien el recipiente, mezclamos junto con el marisco y dejamos unos minutos a fuego para añadir el arroz, volvemos a mezclar todo el conjunto de ingredientes para que queden bien repartidos y armonizados, se echa el caldo caliente, mezclando nuevamente para que todo se engrane y que quede repartido, dejaremos unos 15 minutos a temperatura media, colocamos las patas de cigala, dejamos 3-4 minutos más y retiramos del fuego, tapamos y dejamos unos minutos en reposo, justo en ese tiempo las patas quedarán bien hechas, teniendo en cuenta más o menos tiempo dependiendo de su tamaño.
Esta paella tiene un aporte en minerales extraordinario y nos proporciona un sabor único a productos de mar, riquísima y aunque estemos en época de crisis, seguro que podemos prepararla para un domingo especial, ¿por qué no? 

No hay comentarios: