Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 23 de mayo de 2013

Arroz con leche y naranja















Dificultad: fácil

Ingredientes para 10 personas
  • 1 taza de arroz de grano redondo, (medida en taza de café con leche)
  • algo más de 1 litro de leche, (he usado semidesnatada)
  • zumo de 2 naranjas grandes con la pulpa
  • la misma taza de azúcar blanca
  • un trozo de canela en rama, corteza de naranja, pizca de esencia de vainilla en polvo y canela molida
  • 1 vaso de agua

Elaboración
Ponemos una amplia olla con la leche, vainilla, canela en rama y corteza de naranja, dejando que se vaya aromatizando la leche a fuego bajo, mientras, ponemos el arroz con el agua en un bol de cristal para meter en el microondas durante 2-3 minutos y que pierda el almidón, se retira el agua y añadimos el arroz a la leche moviendo para que el grano se suelte, vamos a controlar que la leche no vaya a salir, y mantendremos una temperatura constante y media-baja moviendo de vez en cuando, pasados 30 minutos añadimos el zumo de naranja y mezclamos unos segundos, volvemos a dejar un mínimo de 40 minutos a fuego muy bajo, el arroz cuanto más tiempo se tenga al mínimo, se irá haciendo lentamente y creará una crema muy rica, el grano debe quedar entero, se añade finalmente el azúcar y mezclamos bien, dejando que actúe unos 8 minutos más y retiramos, se reparte en los recipientes donde vamos a guardar y dejamos que se enfríe para añadir un poco de canela molida, o bien la servimos justo en el momento que vamos a degustar este rico arroz, por supuesto una vez que ha perdido el calor, se mete en el frigorífico para que se tome frío.
Si vemos que se espesa mucho se añade un poco más de leche pero debe quedar espeso, aunque con caldo suficiente, y si preferimos que tenga más sabor a naranja, se añade más zumo en lugar de más leche.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres la mejor

Anónimo dijo...

Eres la mejor porque todo lo que haces lo haces con cariño!!!


Loli Estévez dijo...

gracias por tus encantadoras palabras
sólo intento hacer todo con mucho mimo

Loli Estévez dijo...

gracias, gracias