Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 23 de marzo de 2013

Bizcocho de calabaza con almendra

Dificultad: fácil

Ingredientes para 10 porciones
  • 300 gr de calabaza limpia
  • 2 zanahorias medianas
  • 150 gr de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura
  • pizca de canela y jengibre en polvo
  • 150 gr de almendra cruda pelada, las tendremos 2-3 horas en agua para hidratarlas
  • 4 huevos
  • 160 gr de azúcar moreno
  • 110 ml de aceite de girasol
  • un puñado de fruta escarchada picada menuda, (puede ser naranja, limón, piña, manzana, uva...., al gusto)
  • 1/2 vaso de agua

Elaboración
Ponemos en una sartén con tapadera el 1/2 vaso de agua y colocamos la calabaza y las zanahorias para que se cuezan hasta que estén blandas, si les dejamos la piel se pelan antes de triturar, esto se puede hacer al horno pero tardaríamos un rato más, desechamos el agua que quede y lo pasamos por el batidor dejando una crema, en un bol se mezclan los huevos y el azúcar hasta que quede blanquecino y esto se mezcla con el puré de calabaza, se añade el aceite y mezclamos hasta integrar, se trituran las almendras desechando el agua de haberlas hidratado, dejando un dedito para que se trituren con más facilidad, se integran al preparado así como los frutos escarchados, la canela, jengibre y la mezcla de harina y levadura que habremos tamizado previamente, se van incorporando poco a poco y mezclando hasta conseguir un conjunto de pasta homogénea, untamos un molde con un poco de aceite, retiramos el exceso con un papel de cocina y echamos el preparado, tendremos el horno previamente caliente a 175º durante 8 o 9 minutos, lo ponemos hacia la mitad del horno donde lo dejaremos unos 35-40 minutos hasta comprobar que queda bien cuajado, se pincha con un palillo y debe salir limpio, dejamos que se atempere un poco  con el horno apagado y entreabierto, cuando esté completamente frío podemos adornar a nuestro gusto, con unos frutos de los que hemos usado o un poco de azúcar glas, o simplemente con nada, este lleva un poco de azúcar glas para contrastar el blanco y naranja.
Este bizcocho lo he llevado a mi trabajo para celebrar mi santo "Viernes de Dolores" con la tarta de chocolate que tenía para mi sobrino, por lo que he de hacer mañana otra, y ha gustado bastante, no está empachoso y queda un bizcocho fino sin apelmazar. Mi compa Lola, somos dos las Dolores en el departamento entre unos 40, ha llevado su tradicional leche frita que está exquisita, nos hemos puesto finos de dulce.
Felicidades a todas mis tocayas.

No hay comentarios: