Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 7 de febrero de 2013

Croquetas de ternera y setas















Dificultad: fácil

Ingredientes para unas 15 unidades
  • 1 vaso de caldo del cocido, de verdura o similar
  • 1/2 vaso de leche
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • unos 150 gr de carne de ternera, aprovechamos la carne de haber hecho un cocido
  • unos 50 gr de setas de cultivo de Granada
  • sal, pimienta molida blanca y nuez moscada
  • algo menos de 1/2 vaso de aceite de oliva v.e.
  • 1/2 cebolla finamente picada
  • 2 huevos
  • 1 plato hondo lleno de pan rallado
  • aceite abundante para freír

Elaboración
Ponemos el aceite y echamos las setas cortadas en trocitos dejando que se hagan unos 3-4 minutos, retiramos y dejamos en reserva, añadimos la cebolla y dejamos pochar unos 4 minutos que esté bien transparente, vamos añadiendo la harina e integrando en el aceite hasta incorporarla toda, movemos y pasado un minuto vamos a añadir el caldo y la leche, moviendo procurando que no se creen grumos con la harina, dejamos unos 5 minutos para que la harina vaya perdiendo su sabor y quede bien integrada, se salpimienta y un poco de nuez moscada al gusto y mientras, picamos el trozo de carne, (que estará bien hecha si es del cocido o cocemos en el caldo antes de hacer la masa), echamos la carne y las setas mezclando para repartir por toda la bechamel, dejamos un par de minutos y retiramos en una fuente para que se enfríe totalmente antes de hacer las croquetas, procedemos a ir cogiendo pegotes de masa dando forma y pasando por huevo y pan rallado, una vez que están todas formadas se pone el aceite a calentar, se van friendo hasta que queden doradas por todos sitios.
Las croquetas son siempre muy socorridas y nos permiten aprovechar carnes de guisos y caldos, o de cualquier cosa que nos apetezca porque siempre van a aportar nuevos sabores, aunque en mi casa las que más gustan son de jamón, gambas y mejillones.

No hay comentarios: