Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 20 de enero de 2013

Croquetas de ternera y bacón















Dificultad: fácil

Ingredientes para 15 uds, (dependiendo del tamaño)
  • 1 vaso de leche semidesnatada
  • 2 vasos de caldo de carne de ternera
  • 1 puerro
  • 1 cebolla blanca dulce
  • pizca de sal, nuez moscada en polvo y pimienta blanca molida
  • 1/2 vaso de aceite de oliva v.e.
  • 4 cucharadas de harina de trigo
  • 1 trozo de carne de ternera, (la que hemos tenido para hacer el caldo), partida en trozos pequeños
  • 3 lonchas de bacón ibérico-ahumado
  • un plato grande con pan rallado
  • 3 huevos batidos
  • aceite abundante para freír las piezas

Elaboración
Ponemos una olla con el aceite con la cebolla y puerro muy picados, dejando que se pochen 8 minutos, añadimos sal, nuez moscada y pimienta, mezclando todo, echamos el bacón partido en trocitos muy pequeños dejando un par de minutos que suelte toda la sustancia, echamos la harina dando vueltas y mezclando el conjunto, dejamos unos minutos para que la harina pierda el sabor y prevalezcan los del resto de ingredientes, añadimos la leche mezclando, el caldo volviendo a mezclar y dejamos 5 minutos que todo el conjunto quede integrado, sobre todo que no tenga grumos harinosos, se echa la carne y se vuelve a mezclar todo dejando unos minutos, hasta ver que se desprende fácilmente de las paredes del recipiente, este será el momento en que la masa esté lista, la echamos en una fuente donde se va a dejar reposar y enfriar para proceder a hacer las croquetas, tomamos pequeñas porciones de masa, las pasamos por huevo y pan rallado dando la forma y tamaño que queramos, se fríen en aceite caliente y abundante, (el aceite usado se cuela para utilizar alguna vez más, sin pasarnos en refreír el aceite, que es lo que hace que las comidas sepan a fritanga, además de lo perjudicial que resulta usar muchas veces el mismo aceite para nuestra salud, todo con un límite).

No hay comentarios: