Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Pudin de manzana















Dificultad: fácil

Ingredientes para un pudin
  • 1 barra de pan del día anterior
  • canela y pizca de vainilla en polvo
  • cáscara de naranja y limón
  • 1 chupito de ron blanco
  • 8 orejones
  • 800 gr de manzana golden
  • 1/2 vaso de agua
  • 6 cucharadas de azúcar moreno
  • 3 cucharadas de leche condensada
  • caramelo líquido, (1 cucharada de agua y 3 cucharadas de azúcar puesto a fuego lento hasta fundir y hacer líquido)
  • 2 vasos de leche
  • 4 huevos

Elaboración
Ponemos en un recipiente la leche, canela, vainilla, cáscara de naranja-limón, ron, azúcar moreno, pan desmigado, orejones y lo tenemos en maceración cuanto más tiempo mejor, incluso de un día para otro, mientras, en una olla ponemos las manzanas peladas y troceadas con el agua, dejamos que se pochen durante 15 minutos a fuego medio, reservamos una pequeña porción de estas manzanas y retiramos 3 orejones de la maceración y juntamos el resto de manzanas con el pan, (retirando la piel de naranja y limón), los huevos, leche condensada y mezclamos todos incluso pasamos un poco la batidora para dejar una crema suave y lisa, añadimos la reserva de manzana y los orejones picados con objeto de que quede algún que otro tropezón, mientras, en un cazo ponemos la cucharada de agua y el azúcar para hacer el caramelo, lo colocamos una vez líquido y caliente en el recipiente donde vamos a hacer el pastel, encima volcamos el preparado y tendremos el horno caliente a temperatura de unos 180º donde vamos a poner el pastel, dejando durante 40 minutos que esté bien cuajado por dentro, comprobamos si está por dentro, pinchando con un alambre o palillo y que salga limpio, dejamos en reposo con el horno apagado y la puerta entreabierta durante 5 minutos, sacamos dejando que se enfríe totalmente para colocar en un plato para servir, con ayuda de un cuchillo de punta redondeada lo pasamos por todo el borde del molde para que se suelte de las paredes, ponemos una fuente llana y volteamos para que se desprenda sin romperse, se puede adornar como nos guste, en este he colocado unas bolas de boniato con azúcar glas.

No hay comentarios: