Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Croquetas de pollo aliñado















Dificultad media

Ingredientes para unas 20 unidades
  •  4 filetes de pollo aderezados con sal, ajo en polvo, perejil picado y zumo de limón
  •  6 cucharadas de aceite de oliva v.e. 2 para dorar las pechugas y 4 para pochar la verdura
  •  aceite de oliva v.e. abundante para freír las croquetas
  •  3 huevos batidos
  •  1 plato grande con pan rallado
  •  1 cebolla y 1 puerro
  •  3 cucharadas colmadas de harina fina de trigo
  •  1 vaso corto de leche y 1 vaso corto de caldo de verdura

Elaboración
Ponemos una sartén y doramos las pechugas por ambos lados en 2 cucharadas de aceite y reservamos, mientras, ponemos otra sartén amplia y honda con el resto del aceite, pochamos la cebolla y el puerro picados muy finos hasta que estén transparentes, añadimos sal, pimienta y nuez moscada junto con la harina dando vueltas para que se tueste un poco y pierda el sabor de harina tal cual, vamos a ir añadiendo la leche y el caldo poco a poco y moviendo para que no se formen grumos, y si no conseguimos que se pierdan totalmente los grumos, podemos pasar la batidora un poco en el mismo recipiente antes de que se espese mucho la masa, vamos moviendo y mezclando hasta que la masa comienza a despegarse de los bordes, añadimos el pollo picado con el propio jugo de haberlo hecho, mezclamos durante 3-4 minutos hasta que la masa queda compacta, la pondremos en una rustidera o similar para dejar que se enfríe totalmente antes de hacer las croquetas, pasado el tiempo que debe ser de unos 30 minutos, se procede a formar las croquetas con ayuda de unas cucharillas para los mañosos o sencillamente con las manos bien limpias, se da forma a la masa y se van pasando por huevo batido y pan rallado, una vez están todas, se pone el aceite a calentar y se van friendo por tandas y dejando hasta que estén doradas, retirando sobre una bandeja con papel absorbente para soltar el exceso de aceite antes de volver a poner definitivamente en la bandeja o fuente donde se van a servir.
Las croquetas podemos hacerlas con caldo de carne, de verdura, de pescado, del cocido, con leche, con harina de trigo, integral, maizena, etc, todo dependerá del ingrediente principal que vamos a utilizar, es decir del relleno de la croqueta, pero básicamente la operación es muy similar para cualquier clase de croqueta, lógicamente vamos a tener nuestros gustos y preferencias.

No hay comentarios: