Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Bacalao à brás

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 4 patatas
  • 8-10 aceitunas negras sin hueso
  • 2 cebollas grandes y dulces
  • 4 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 vaso de aceite de oliva v.e.
  • 2 guindillas
  • 4 lomos de bacalao
  • 1 vaso de agua
  • aceite abundante para freír las patatas

Elaboración
Vamos a repartir los ingredientes en 2 mitades para hacer 2 versiones de un mismo plato, dado que unas patatas van a ser fritas, (típico de Portugal), y la otra con las patatas a lo pobre.
Ponemos una sartén, el aceite y echamos los ajos laminados dejando que se doren unos minutos, echamos las cebollas en juliana fina dejando hasta que estén transparentes, unos 6 minutos, mientras, en el agua escaldamos el bacalao unos minutos con objeto de poder desprender las lascas  y desechar la piel o posibles espinas, una vez escurrido, añadimos las láminas de bacalao con la cebolla dejando que se hagan a fuego lento unos 5 minutos, 2 patatas las picamos en tiras finas y las freímos en el abundante aceite, cuando estén doradas las retiramos dejando en papel absorbente para que suelten el aceite sobrante, partimos el contenido de cebolla y bacalao en dos partes, una parte la ponemos con las patatas cortadas a lo pobre que habremos hecho durante unos 12 minutos, la otra mitad del sofrito se añade con las patatas fritas, en ambas se mezclan patatas y sofrito, una guindilla en cada una y repartimos las aceitunas en ambos preparados, finalizando con 2 huevos en cada una rompiendo para hacer una especie de revuelto pero clarito.
Por supuesto que no hace falta hacer los dos preparados al mismo tiempo, elegimos el que más nos interese en ese momento y se hace, lo importante es una buena materia prima, patata, cebolla y bacalao. Este plato me lo dijo mi hija que lo había probado y le gustó bastante, por lo que rápidamente me he puesto manos a la obra para hacer algo similar.

No hay comentarios: