Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 23 de octubre de 2012

Paella con coliflor y piñones















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 300 gr de arroz bomba
  • 1 coliflor mediana
  • 50 gr de piñones
  • unas alcachofas congeladas
  • un puñadito de habas baby congeladas
  • 6 judías verdes, limpias de hilos laterales y partidas en trocitos
  • 5 costillas aderezadas con sal, ajo en polvo, perejil, romero y tomillo
  • una pizca de pimienta negra molida, sal al gusto, pimentón de la Vera dulce-picante.
  • 1/2 vaso de aceite
  • 600 ml de caldo de verdura
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo 
  • 2-3 trocitos de longaniza

Elaboración
En una sartén grande o paellera colocamos 1 cucharada de aceite, echamos los piñones dándoles un poco de tueste, retiramos para que no se quemen y dejamos en espera, mientras, ponemos el resto del aceite y doramos los ajos laminados, echamos las costillas y las doramos por todos sitios dejando unos 5 minutos, añadimos los trocitos de longaniza, la coliflor en floretes más bien pequeños (previamente lavada), y las judías verdes dando unas vueltas para engranar todo, echamos un poco del caldo de verdura para que se cueza durante 5 minutos y añadimos las alcachofas y habas así como el resto de condimentos mezclando con cuidado, ponemos el fuego más fuerte y echamos los piñones que teníamos tostados en reserva y el arroz mezclando, añadimos el resto del caldo bien caliente, se mueve todo para que quede repartido, dejamos 5 minutos a fuego más vivo y comprobamos que está bien de sal, tendremos el horno previamente caliente a 200º, colocamos el recipiente hacia la mitad del horno dejando durante 10 minutos y bajamos la temperatura a 180º dejando otros 5 minutos, se apaga el horno y dejamos en reposo tapando el recipiente 3-4 minutos antes de servir. El reposo es muy importante para que el sabor se estabilice, pero es fundamental que el grano esté en su punto y no se vaya a pasar. Por supuesto esta paella la podemos dejar en el fuego sin usar el horno, los tiempos serían casi los mismos, eso al gusto, pero quizás en el fuego hay que añadir algo más de caldo.
Es una paella donde los principales protagonistas son la coliflor y los piñones, pero que acompañados con mínimas cantidades de otros ingredientes dan un punto perfecto, por eso echamos menos cantidad de arroz que de costumbre.
He de decir que a mí personalmente me ha gustado, pero es de sabor suave para quien piense que la paella ha de ser más contundente en sabores sobre todo si es de marisco. 

No hay comentarios: