Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 23 de octubre de 2012

Costillas en salsa de kaki















Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 1 kg de costillas de cerdo
  • 2 kakis
  • 1 cucharada de azúcar
  • 5 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 1/2 vaso de agua
  • 2 cucharadas de vino blanco seco
  • aderezo para las costillas: 1/2 cucharada de pimentón de la Vera agridulce y pizca de picante, romero, tomillo, orégano, sal, pimienta molida y ajo en polvo

Elaboración
Lavamos y pelamos los kakis mezclando la pulpa con el azúcar dejando un rato que se integren, mientras, aderezamos las costillas y dejamos también que se maceren un buen rato, transcurrido el tiempo, pueden ser 30 minutos (mínimo), ponemos el aceite en una sartén y echamos las costillas para dorarlas por todos lados, se añade el vino y cuando evapore el alcohol, echamos el agua dejando durante 20 minutos a fuego medio para que las costillas queden tiernas, se añade el preparado de kaki con azúcar dando unas vueltas para integrar todo y dejamos 5 minutos, con cuidado retiramos las costillas apartando para coger la salsa y pasarla por la batidora, con objeto de que quede una salsa más homogénea, volvemos a colocarla en el mismo recipiente y echamos nuevamente las costillas, comprobamos el sabor que debe ser dulzón pero no en exceso, si hace falta se rectifica con algo de sal y pizca de pimienta molida, dejamos al fuego unos minutos para calentar y servir.
Estamos acostumbrados a tomar las costillas con miel pero estas quedan con una salsa más trabada y están también muy ricas.
Los kakis nos proporcionan Vitamina B, C y contiene carotenos que se transforman en vitamina A en el intestino, son buenos para los huesos y el crecimiento, aprovechando que es fruta de temporada los consumiremos de varias maneras.

No hay comentarios: