Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 15 de julio de 2012

Pimientos caramelizados con soja















Dificultad: fácil

Ingredientes para un bote de unos 200 ml
  • 6 pimientos largos entre veteados verde-rojo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de azúcar morena
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de su propio jugo
  • 1 cucharada de salsa de soja

Elaboración
Precalentamos el horno a 200º unos minutos e introducimos los pimientos en una bandeja para asarlos, reducimos la temperatura a 170º y dejamos que se hagan hasta comprobar que la piel se arruga y por algunos sitios están tostados, retiramos y ponemos en un bol tapando con papel film para que resulte más fácil pelarlos y suelten el jugo interno, una vez fríos y desprendida piel y semillas, se hacen tiras y se ponen en una sartén con el aceite, el azúcar, el vinagre, el jugo del pimiento y la salsa de soja, dejaremos 12 minutos hasta que reduzca el líquido y el azúcar quede totalmente integrado, si vemos que aún queda mucho jugo intensificamos unos minutos el fuego para reducir, esto se puede meter en un bote esterilizado para que nos dure más tiempo. Nos sirve como aperitivo mezclando con quesos cremosos o para acompañar carnes o pescados.
Para esto como para cualquier cosa es importante usar un buen producto, aquí el pimiento es fundamental, en esta ocasión he usado unos que habitualmente no veo ni compro en el mercado, pero me resultó un peñazo el pelarlos, podía haber sacado más cantidad pero hubo mucho desperdicio, el sabor aceptable pero quizás al vapor o plancha hubiesen quedado mejor.  

No hay comentarios: