Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 25 de julio de 2012

Pan de higo















Dificultad: fácil

Ingredientes para un pan grande
  • 300 gr de higos secos
  • un puñado de piñones, almendras tostadas, avellanas, pasas de corinto, (puñados equivalentes a una cucharada sopera)
  • 100 gr de dátiles sin hueso
  • 1 vaso de agua
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 1/2 cucharada de canela
  • 1/4 cucharada de ralladura de naranja-limón
  • 1/2 chupito de brandy y 1/2 de anís dulce
  • 1 cucharada de azúcar glas

Elaboración
Ponemos un cazo con el agua, chupitos, azúcar, canela, raspadura y los higos, los dejamos durante un par de horas que se hidraten bien, pasado este tiempo ponemos al fuego el preparado dejando durante 15-20 minutos que cueza y el higo quede blandito, retiramos del fuego y ponemos los higos en un colador para retirar todo el líquido, mezclamos los higos con el resto de ingredientes y pasamos por el triturador para dejar una amalgama fina pero no demasiado, lo mezclamos todo y prensamos en un bol apretando bien el contenido, metemos un par de horas en el frigorífico y preparamos un papel film donde echaremos este preparado y daremos forma de torta, liando bien con film y volviendo a dejar en el frigorífico, ya podríamos consumir en porciones o retiramos del papel y pasamos ambos lados de la torta por un poco de azúcar glas para que quede blanquecino. Este pan de higo es sumamente nutritivo y para deportistas va muy bien un trocito después de un esfuerzo, son ricos en magnesio, potasio, hierro, vitaminas A, B.....
El almíbar que desechamos al escurrir los higos, podemos emplearlo en algo de repostería como un bizcocho.

No hay comentarios: