Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 13 de junio de 2012

Gachas con miel de caña















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 3 cucharadas de harina refinada
  • 1 vaso pequeño de leche
  • 1/2 vaso de agua
  • 1 cucharada grande de miel de caña
  • 1 cucharada de azúcar
  • pizca de canela molida
  • unos trozos de pan frito, (3 rebanadas de pan del día anterior partido en trozos y frito en aceite hasta que estén dorados, escurrimos en papel absorbente) 

Elaboración
Ponemos en una cazuela baja y ancha la harina a tostar moviendo continuamente para que no se pegue, pasado un par de minutos añadimos el agua y la leche poco a poco para que podamos ir moviendo y no se formen grumos, mantenemos a baja temperatura para que vaya espesando lentamente y evitaremos que sepa mucho a harina, echamos el azúcar y la canela y una vez mezclado todo y bien espeso se mezclan con los cuscurros de pan frito y regamos con la miel de caña.
Este es un postre que hacia mi abuela de vez en cuando y que a mi me gustaba y como estaba muy delgada, creo que lo hacían para cebarme un poco, ya que antiguamente se creía que la gordura era sinónimo de salud, hoy día hay otros postres que sin duda gustan más pero las gachas guardan unos recuerdos entrañables difíciles de sustituir.

No hay comentarios: