Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 25 de junio de 2012

Boeuf bourguignon















Dificultad media

Ingredientes para 5 personas
  • 1 kg de carne de ternera  partida en dados similares
  • 100 gr de bacón troceado
  • 300 gr de champiñón partido en 4 partes
  • 2 zanahorias en rodajas gruesas
  •  8 cebollas francesas o 5 normales de las más pequeñas
  • 600 ml de vino tinto bueno, a ser posible de Bourgogne
  • 300 ml de caldo de carne
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 2 dientes de ajo muy picados
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de harina
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  •  sal, pimienta, orégano, perejil y tomillo
  • un trozo de mantequilla de buena calidad, equivalente a 1 cucharada grande colmada en sólido
  • 1 vaso grande de agua

Elaboración
Ponemos un cazo con un poco de mantequilla y 1 cucharada de aceite, echamos las cebollas quitada la piel y hecha una incisión en forma de aspa en cada una en la parte extrema, damos unas vueltas para dorar un poco por todos lados, echamos sal, pimienta y orégano y echamos el agua que deberá dejarlas prácticamente cubiertas, las ponemos a fuego medio-bajo y dejamos durante 40 minutos, si son más grandes un poco más, mientras, ponemos una sartén con otro poco de mantequilla y 2 cucharadas de aceite, echamos el bacón dejando 4 minutos que se haga, sacamos y reservamos y en ese misma grasa que ha quedado en la sartén, añadimos los champiñones partidos en cuartos y previamente lavados y secos, espolvoreamos con perejil, pimienta y sal y dejamos durante 6 minutos que tomen color y aroma pero que queden al dente, echamos el bacón en reserva dejando ambos nuevamente reservados, en esa sartén con la sustancia que aún queda, echamos las zanahorias dando unas vueltas para que tomen el sabor y dorando un poco y las añadimos con las cebollas que están cociendo a mitad del tiempo dejando que se terminen juntas, reservaremos este preparado también y ambos los añadiremos a nuestro guiso en su momento. En una olla que podamos poner al horno, pondremos el resto de aceite y mantequilla y salpimentamos la carne, que debe estar bien seca, y la  ponemos a dorar por todos sitios dando vueltas para que quede bien sellada y no se pierdan los jugos, retiramos la carne y en esa olla echamos el vino dejando 5 minutos que evapore, añadimos el caldo dejando ambos durante 20 minutos para que reduzca y se conjugue bien, se añade la carne dejando 8 minutos para mezclar el contenido, mientras, preparamos el horno a 200º que se caliente 10 minutos y metemos la olla de la carne tapada, bajamos la temperatura a 160º y dejaremos durante algo más de 3 horas, podemos comprobar el guiso cada hora y mover todo para que se mezclen bien, al tiempo que comprobamos que todo está en orden y no falta caldo, pasada la 1ª hora añadimos el ajo muy picado y la harina disuelta con un poco de jugo del guiso, se mezcla bien y volvemos a dejar en el horno, y pasada la 2ª hora añadimos el concentrado de tomate, terminado el tiempo comprobamos el punto de sal-pimienta y rectificamos si hace falta, añadimos los champiñones y las cebollas con zanahorias dejando durante los últimos 30 minutos. Podemos acompañar con unas patatas al vapor o al horno aprovechando que está puesto.
Es una receta laboriosa  pero creo que merece la pena hacerla alguna que otra vez. He querido hacer un pequeño homenaje a Julia Child intentando hacer su receta lo más fiel posible aunque con algunas variantes porque estoy casi segura que hoy en día si ella lo hiciera también haría algunos cambios. Me encantó la película que echaron hace unos días en la tele basada en esta magnífica cocinera y para todos los amantes de la cocina creo que es un reto que debemos hacer, me hubiese gustado poder probar la receta en su origen pero me conformo viendo que el resultado de mi boeuf bourguignon es magnífico. Seguramente serán más los platos que haga de esta mujer aunque evitando en lo que pueda la mantequilla que en mi cocina es un lujo que no quiero permitirme, (por el tema del colesterol simplemente).

No hay comentarios: