Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 17 de abril de 2012

Lentejas con espinacas y jengibre















Dificultad media

Ingredientes para 6 personas
  • 500 gr de lenteja pardina
  • 1.5 litro de agua
  • 300 gr de espinacas
  • 1 trocito de jengibre y una pizca en polvo
  • 1 hueso y trozos de jamón
  • 4 cucharadas de tomate frito, (puede ser de bote)
  • unos granos de pimienta 

Elaboración
Ponemos las lentejas en un bol con agua y dejamos un rato, mientras, ponemos a cocer el agua con el resto de ingredientes, excepto las espinacas y el polvo de jengibre, dejamos cocer durante 1 hora aproximadamente para que salga la sustancia de todo el contenido, espumamos y desgrasamos, (a pesar de lavar los huesos y verduras puede salir espuma y grasa que no nos interesa en nuestro plato), escurrimos las lentejas, lavamos un poco las espinacas y añadimos ambas al caldo dejando durante 25-30 minutos cociendo a fuego bajo y tapadas, comprobamos que la lenteja está tierna, probando con una cuchara, o apretando unas cuantas con los dedos, retiramos del fuego dejando reposar, es posible que falte o sobre caldo pasado un rato, con lo que se puede poner o quitar, quitar es fácil y para poner deberíamos cocer un rato en agua el hueso y trozos de jamón, para que nos de una sustancia que no sea añadir agua simplemente que perjudicaría el sabor del guiso, desde luego este tipo de platos están mejor de un día para otro, ya que toman más cuerpo y consistencia, terminamos añadiendo un poco de polvo de jengibre para potenciar el sabor de este producto.
El jengibre es muy beneficioso para la salud, facilita las digestiones, es un importante antiinflamatorio natural y es un potente antioxidante, por lo que deberíamos tenerlo presente en nuestra cocina.

No hay comentarios: