Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 20 de abril de 2012

Hotel Vincci

Ayer estuve en una jubilación de mi amiga María José, porque en 10-12 años nos vamos a ir jubilando todos mis compañeros, si las cosas no empeoran y nos dejan exentos de jubilación para siempre, nos dicen del trabajo a la eternidad. Volviendo al tema quería hacer referencia a como comimos en el restaurante o mejor dicho en uno de los reservados que tiene el Hotel Vincci para estos menesteres entre otros, en cuanto a infraestructura está bien, todo muy estudiado como en cualquier hotel que realiza este tipo de eventos, cantidad del menú que habías elegido suficiente, no creo que nadie se quedase con hambre, pero como siempre la calidad mengua un poco, o para ser honesta, todo fue bien-normal hasta llegar a la carne que eran unos filetes, parece ser de ternera por lo que indicaba el papel que reflejaba lo que íbamos comiendo, pero empanada y con una salsa gelatinosa y algo extraña por encima, sólo probé un trozo para dejarme el resto, yo no soy muy amiga de carnes pero un buen trozo sin grasa y bien hecho me lo como, pero eso no. Entiendo que cocinar para muchos es difícil, pero es que no era un día de mucho bullicio ni éramos tantos para que se hubiesen esmerado un poco, aunque sinceramente pienso que esos platos no pasaron mucho tiempo preparándose en cocina, creo que están listos para consumo, que se limitan a componer unos con otros, echar salsas y guarniciones prefabricadas y servir.
Está claro que en estos eventos, con más de 8 personas, lo único que se puede valorar es el pasar un rato agradable con los amigos y no prestar atención a lo que comes, terminas, te vas y punto. Hasta la próxima celebración donde sea...

No hay comentarios: