Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Lentejas con bulbo de hinojo y nabo















Dificultad: fácil

Ingredientes para 6 personas
  • 600 gr de lenteja pardina
  • 2 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 3 nabos
  • 2 bulbos de hinojo
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate maduro
  • 1 hoja de laurel, 3 clavos de especie, 6 granos de pimientas variadas, 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 hueso grande de jamón serrano
  • 1 trozo de jamón serrano 
  • 1 trozo grande de tocino ibérico veteado
  • 3 cucharadas de concentrado de tomate
  • 2 litros de agua
  • 2 cucharadas de aceite
  • 3 dientes de ajo enteros

Elaboración
En una olla grande y honda se pone el aceite y echamos las verduras troceadas y los condimentos, damos unas vueltas durante 5 minutos y añadimos los bulbos de hinojos y las nabos enteros, el hueso, jamón y tocino, añadimos el agua, dejamos a fuego fuerte hasta que empieza la ebullición, reducimos a fuego bajo dejando cocer todo por espacio de algo más de 1 hora, desgrasamos el caldo, sacamos los hinojos y los nabos reservando en un plato. Parte del resto de verdura y algo de caldo se trituran, volviendo a añadir al guiso para espesarlo y que quede más trabado y consistente, los pequeños tomarán verdura sin darse cuenta ni poner pegas. Echamos las lentejas que habremos tenido en agua durante este tiempo, se escurren del agua donde han estado y se integran en la olla junto con las patatas partidas por la mitad, dejaremos durante 35-40 minutos hasta que probemos las lentejas y veamos que están completamente tiernas y no se deshacen, quizás necesiten algo menos, depende del tipo de lenteja. Agregamos el concentrado de tomate moviendo con cuidado e incorporamos los hinojos y los nabos para finalizar el preparado. Dejaremos que repose antes de servir, incluso se puede hacer de un día para otro que están aún mejor. No utilizo sal porque en estos platos con las sustancias de huesos y jamón es suficiente y si alguien quiere más sabor siempre puede añadir sin ningún problema.
Por supuesto que esto se puede acompañar con chorizo y morcilla para los más amantes de las chacinas.

2 comentarios:

Felix Nico dijo...

Me ha gustado tu receta me gustaría pedirte permiso para publicarla en nuestro blog y poner un enlace, pues esta semana ponemos en nuestras cestas parte de los ingredientes que has utilizado. Si decides que no borraremos nuestra entrada. De tosas formas gracias y ánimo, es muy interesante lo que haces.

Loli Estévez dijo...

Me alegro que te guste y puedes poner el enlace en tu blog, a ver si la gente se anima a comer más legumbres.