Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 12 de marzo de 2012

Ensaladilla de gambón salteado con mahonesa















Dificultad: fácil

Ingredientes como para unas 8 personas
  • 1/2 kg de gambón pelado excepto 3-4 para adornar
  • 5 patatas grandes parejas
  • agua para cubrir las patatas
  • mahonesa
  • 1 cucharada de aceite
  • ajo en polvo, perejil y sal
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana 

Elaboración
Pelamos los langostinos y los ponemos en un bol con la sal, perejil, ajo y aceite dejando macerar un buen rato, mientras, colocamos una olla con unas cuantas cabezas de langostinos y las patatas con piel bien lavadas, se cubren de agua y se ponen al fuego durante 25 minutos hasta que estén tiernas, siempre dependiendo del tipo de patata se tarda más o menos, pero comprobamos atravesando con un palillo para saber que la patata está tierna, escurrimos y dejamos que las patatas se enfríen un poco antes de pelar y trocear en cuadraditos, ponemos las patatas en un bol grande y hondo y le echamos sal y el vinagre moviendo con dos cucharas para que absorban todas los ingredientes, mientras, en una sartén pequeña echamos los langostinos y damos unas vueltas hasta que estén en su punto que serán 3-4 minutos. deben quedar hechos, que es cuando dejan de estar transparentes y pasan a ser blanco y rojizo, se trocean por la mitad y algunos los dejamos enteros y se mezclan con las patatas, añadimos entonces la mahonesa mezclando con las cucharas hasta ver que la salsa queda bien por todos sitios, entonces colocamos en la fuente o recipiente donde se va a servir y la cubrimos con otra capa de mahonesa, adornando con los gambones enteros que habíamos reservado y que previamente hemos dorado un poco en la sartén para hacer por dentro, se colocan una vez fríos.
Es una ensaladilla rusa distinta a la tradicional en sabor pero siempre algo similar no muy lejos del sabor tradicional.

No hay comentarios: