Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 30 de marzo de 2012

Dulce de café con leche















Dificultad: fácil

Ingredientes para un pastel
  • 1 litro de leche
  • 3 sobres de cuajada
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de leche condensada, (2 más si nos gusta muy dulce)
  • 1 cucharada de vainilla azucarada
  • 2 cucharadas de almendra cruda molida (un puñado grande)
  • 2 cucharadas de nescafé, (se puede hacer con café pero así lo puede tomar cualquier persona)
  • un paquete de galletas normales (cantidad como para poner una base en el fondo)
  • 1 tableta de chocolate blanco con dos cucharadas de leche para diluir

Elaboración 
Vamos a dividir en dos parte la leche, cuajada, azúcar, condensada, vainilla, cada una de estas partes la vamos a poner en dos cacharros en el fuego, dejando parte de la leche de cada uno para disolver los sobres de cuajada y añadir después en el recipiente correspondiente, ponemos la leche a cocer y cuando empieza a hervir retiramos un poco del fuego, añadimos la leche con los sobres de cuajada (1 y 1/2 para cada cacharro), disuelta y sin grumos, volvemos a poner al fuego y sin parar de mover vamos a añadir el azúcar y la leche condensada, en uno pondremos la almendra molida y en el otro el nescafé con objeto de tener la mitad del pastel de café y la otra blanca, cuando vuelva a hervir retiramos del fuego y dejamos templar un poco antes de meter un ratito en el frigorífico para que se cuaje un poco, en un molde ponemos las galletas bien enteras o rompemos un poco con la ayuda del mango de madera del mortero o algo similar, añadimos la crema de color café y pasados unos minutos, añadimos la blanca con cuidado para que quede por encima, una vez frío se disuelve el chocolate con la leche en el microondas y con una cuchara o similar, se va echando por encima del pastel para adornar y dar un toque especial al chocolate. La almendra molida se puede echar en medio de ambas cremas en lugar de mezclar con una.
Está muy rico y no resulta empalagoso aunque pueda parecerlo, todo va a depender de si nos pasamos en la leche condensada que entonces si quedaría empachoso.
Esto junto con un par de fuentes de arroz con leche, lo llevo mañana a mi trabajo para invitar a los compañeros en el día de mi santo y mi tocalla hace leche frita que le sale magnífica, así que el desayuno calórico lo tenemos asegurado para empezar la Semana Santa.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.