Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 21 de enero de 2012

Croquetas de San Antón















Dificultad: fácil

Ingredientes para una fuente grande
  • carne de morcillo, pollo y jamón que nos ha sobrado de hacer la olla de San Antón
  • 1/2 vaso de aceite
  • 1 puerro
  • nuez moscada, sal y pimienta
  • 2 vasos de leche
  • 3 cucharadas colmadas de harina
  • 3 huevos batidos
  • 1 paquete de pan rallado pequeño
  • una sartén con abundante aceite para freír

Elaboración
Ponemos una olla grande con el aceite y sofreímos el puerro picado finamente, una vez pochado añadimos la harina dando vueltas para tostar pero con cuidado no salgan grumos, vamos añadiendo la leche poco a poco y moviendo, se salpimienta y se añade nuez moscada, pasados unos minutos que la masa va espesando se añade el relleno que habremos picado en trozos pequeños, se remueve todo para que quede bien repartido y se dejan hasta que la masa se despega de las paredes de la olla con facilidad, lo echamos en un fuente grande para que se enfríe. Ponemos los huevos batidos en un plato, otro con el pan rallado y vamos cogiendo masa dando forma y tamaño de croqueta al gusto, pasando primero por huevo y segundo por pan rallado, ponemos la sartén al fuego y vamos echando las croquetas una vez esté caliente sin humear, se dan vueltas para dorar por ambos lados, sacamos dejando que escurran en papel de cocina y pasamos a la fuente donde se van a servir.
Cuando hacemos un plato de cuchara potente no importa echar más carne para poder hacer posteriormente unas croquetas que siempre gustan, aunque con moderación porque los fritos y harinas son para momentos contados.

No hay comentarios: