Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Solomillo con paté y queso















Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 2 solomillos de cerdo
  • 1 lata pequeña de paté a la pimienta
  • 1/2 paquete pequeño de queso verde de untar
  • 2 láminas de pasta filo
  • 1 cucharada de aceite para pintar la pasta
  • sal y pimienta molida negra

Elaboración
Dejamos los solomillos limpios y cortamos la parte final para dejar de bonita forma, salpimentamos por todos lados y uno lo untamos con el paté y el otro con el queso verde los envolvemos cada uno en una lámina de pasta filo y los ponemos en una fuente de horno, se pintan las láminas con un poco de aceite con ayuda de una brocha de silicona y ponemos al horno previamente caliente durante 20 minutos a 180º, comprobamos pasando un palillo por el centro del solomillo y si atraviesa fácilmente esta listo. Se saca del horno y se deja atemperar para cortarlo en ruedas de poco más de 1 cm y se pueden servir en la misma fuente las dos clases identificando con un adorno encima de paté o de queso, la costrilla que queda en el filo le da el sabor a una cosa u otra y está muy bueno siempre que no nos pasemos y se reseque demasiado, para esto tendríamos que acompañar con una salsa de queso o de paté según el que sea para darle jugosidad, y si queremos que la costra se note más habría que envolverlos en 2-3 capas de pasta filo cada uno, ya que es una lámina sumamente fina y casi es imperceptible.

    No hay comentarios: