Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Solomillo de cerdo relleno en salsa de avellanas















Dificultad media

Ingredientes para 2 personas
  • un solomillo de cerdo (limpio de grasa)
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal, pimienta molida
  • 2 pimientos del piquillo partido en tiras finas
  • 4 ciruelas pasas sin hueso partidas en trozos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria partida en tiras muy finas
  • 1 vaso de vino Jerez semidulce
  • un puñado de avellanas

Elaboración
Cortamos los extremos del solomillo para que quede más proporcionado, lo abrimos a lo largo en 4 partes como si fuese un libro y vamos salpimentando y rellenando todas las partes con unas tiras de zanahoria, ciruela y tiras de pimiento, se cierra colocando unos palillos para que no se salga el relleno, en una sartén ponemos el aceite y sellamos la carne por todos sitios, sacamos dejándola en reserva, en ese mismo aceite pochamos la cebolla y el ajo durante 10 minutos, añadimos las avellanas dando unas vueltecitas y ponemos el vino para que cueza todo, una vez evaporada la mayor parte del alcohol añadimos un vaso de agua y pasados 5 minutos colocamos el solomillo para que se haga por dentro y dejamos hacer durante 10-12 minutos a fuego lento y tapado. Se puede servir con la salsa aparte o trinchando el solomillo y colocándolo encima de la salsa.
Es un  plato que además de estar bueno resulta muy vistoso para una comida algo más especial y la salsa de avellana queda original y muy rica.con el buen aporte de minerales que nos proporcionan los frutos secos.

No hay comentarios: