Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Solomillo al roquefort















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • Un solomillo de cerdo
  • queso de untar finas hierbas 
  • queso roquefort
  • limón, pimienta molida, sal
  • queso rallado
  • 2 cucharadas de aceite

Elaboración
Limpiamos el solomillo de grasa superficial y resto, lo abrimos al centro y salpimentamos, lo rellenamos con una mezcla hecha con queso de untar, roquefort, unas gotas de limón y pimienta de forma que quede untuosa, cerramos el solomillo atándolo un poco para que no se salga la mezcla, (hay hilo especial para esto), y lo ponemos en una sartén con el aceite para sellarlo por todos sitios, una vez bien dorado,
lo tapamos durante 6-7 minutos para que termine de hacerse por dentro, lo vamos a terminar al horno, pondremos el solomillo en una fuente de horno y cubrimos con parte de la mezcla que hemos usado para rellenarlo, espolvoreamos con el queso rallado y metemos en el horno a 180º, previamente calentado dejando que se gratine y quede dorada la superficie, así termina de hacerse el solomillo y queda listo para comer. Esto se puede acompañar de una buena ensalada para aligerar el plato ya que el roquefort está bueno pero es algo más pesado.
Este plato tiene gran cantidad de calcio, fósforo y proteínas, vitamina B y un largo etc.. que nos aporta la  combinación de estos alimentos.

No hay comentarios: