Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Flan de mascarpone















Dificultad: fácil

Ingredientes para un buen rosco
  • 1 paquete de queso mascarpone de 250 gr
  • 4 quesitos en porciones (tipo caserío o similar)
  • 1 vaso de leche (he utilizado semidesnatada)
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 4-5 huevos (depende del tamaño)
  • caramelo líquido, 3 cucharadas de azúcar blanca y 2 cucharadas de agua

Elaboración
Ponemos todos los ingredientes en el batidor y hacemos una crema compacta pero suave. En un cazo pequeño ponemos el agua y azúcar para hacer un caramelo líquido, el azúcar pasará por varias texturas hasta conseguir un caramelo transparente y con un color dorado muy bonito que no podemos permitir que se queme, por lo que vamos a estar desde el primer momento moviendo y observando, se tarda muy poco, en el recipiente que vamos a realizar el postre se echa el caramelo aún caliente, porque solidifica rápido, y añadimos el preparado, esto se puede hacer al horno pero poniendo un poco de agua en la bandeja o en una olla muy grande donde ponemos un fondo de agua, el molde del pastel encima y tapamos haciendo efecto horno al baño maría, yo he puesto una tapadera grande de cristal y puedo observar en todo momento como se va haciendo el pastel, no voy a dar tiempo porque todo depende de donde y como se haga, aproximadamente pueden ser 35 minutos pero comprobamos, cuando se vea casi cuajado, con un palillo lo introducimos en varios puntos y si sale prácticamente limpio, será el punto exacto, se deja enfriar antes de dar la vuelta pasando un cuchillo por los bordes para facilitar el desprendimiento y que no se rompa.
Puedo decir que se ha degustado en mi casa y en mi trabajo y ha gustado mucho, está cargado de calcio y alguna caloría pero para un  trocito casi no se nota y de vez en cuando hay que dar placer al cuerpo a través de la comida.

No hay comentarios: