Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 26 de abril de 2011

Rabo de toro


Dificultad media

Ingredientes para 4 personas
  • 1 rabo de toro de unos 2 kg (nos lo parten en la carnicería en trozos)
  • 3 zanahorias
  • 1 puerro
  • 2 cebollas
  • 2 pimientos verdes
  • 2 hojas de laurel
  • 10 granos de pimienta
  • 1 rama de tomillo-romero
  • 3 dientes de ajo
  • perejil-sal
  • 1/2 vaso de aceite
  • 1 cucharada de harina
  • 1/2 vaso de vino blanco seco-fino
  • 1/2 vaso de vino semiseco amontillado
  • 1/2 vaso de vino tinto (del más bueno que podamos)
  • 1/2 litro de agua ( se podrá añadir más si hace falta)
  • 1 cucharada de pimentón agridulce (de la Vera como siempre)

Elaboración
Untamos los trozos de carne con harina por ambos lados, esto será lo mínimo posible, simplemente es para sellar la carne sin que perdamos los jugos en la cocción, preparamos una olla ancha y grande y echamos el aceite, doramos los trozos de rabo por todos lados para sellar, sacamos de la olla y dejamos en reserva, echamos las verduras troceadas en el mismo aceite que teníamos en la olla y cuando estén un poco mareadas, no hace falta pochar, se añaden los trozos de rabo y el resto de condimentos, damos unas vueltas para que todo quede mezclado y procedemos a ir añadiendo los vinos poco a poco y culminamos con el agua, debe quedar prácticamente cubierto pero no totalmente, una vez que empiece a hervir ponemos el fuego al mínimo y tapamos dejando cocer durante 3 horas, vamos viendo cada 30 minutos como va el asunto y damos una vueltecita, el punto está cuando se desprende con muchísima facilidad la carne del hueso, simplemente con ayuda de un tenedor. Podemos pasar la verdura por la turmi y dejar una salsa fina y con todo el sabor (nada de chino que perdemos la mayor parte de la sustancia), hay que tener cuidado porque esto hará que quede muy espeso, rectificamos de sal y pimienta a nuestro gusto, se puede presentar con los trozos enteros con su salsa o limpiamos la carne del hueso y servimos lista para comer. Si se acompaña de unas patatas paja o fritas como queramos, el plato está supremo.
Esta carne nos proporciona gran cantidad de aminoácidos,  tiene mucho hierro y vitaminas del grupo B.

No hay comentarios: