Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 9 de abril de 2011

Coulant de chocolate




Dificultad media

Ingredientes para 4 personas
  • 100 gr de chocolate fondant
  • 50 gr de harina de respostería
  • 25 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1/2 cucharada de canela
  • 1 cucharada de azúcar glas
  • 25 gr de margarina o mantequilla
  • 4 bomboncitos, o unas perlitas de chocolate o trocitos de chocolate blanco o mermelada de frambuesa, etc (esto irá como una pequeña sorpresa en medio del coulant)

Elaboración
Derretimos la mantequilla y el chocolate cortado en porciones pequeñas para que funda pronto, esto se puede hacer en el microondas, movemos e integramos ambos productos, en otro cacharro ponemos las claras de huevo a punto de nieve, si echamos una pizca de sal suben antes, en otro cacharro mezclamos las yemas y el azúcar normal, tiene que quedar como una pasta blanquecina que una vez conseguida mezclaremos con el primer bol donde estaba el chocolate con la mantequilla y una vez bien mezclados, echaremos la harina poco a poco con movimientos envolventes hasta conseguir una total integración de todos los productos y terminamos introduciendo las claras a punto de nieve, todo bien mezclado hasta que quede una pasta muy homogénea. Preparamos unos moldes de flanes o similares, echamos un pelín de aceite y con una servilleta untamos por todo el molde para que sólo quede la grasa justa que apenas se perciba, echamos el cacao moviendo el molde para que quede por todos lados impregnado de estos polvos (esto lo utilizo en lugar de harina para que no se pegue al hornear). Procedemos a rellenar los moldes, echando la pasta de coulant llenando la mitad del molde, echamos la sorpresita para que al ir a comerlo y abrirlo aparezca, terminamos de rellenar el monde dejando 1cm sin llenar para cuando suba en el horno no se desborde. Una vez relleno el molde se dan unos golpecitos en la encimera para que toda la pasta quede bien asentada, procedemos de igual forma con el resto de moldes, liamos con papel film y metemos en el congelador un mínimo de 3 horas. Cuando vayamos a utilizarlos, sacamos del congelador, quitamos el papel film y ponemos el horno a 200º, una vez  atemperado el coulant metemos en el horno uno 8-10 minutos, hay que ver que sube y cuaja la parte de arriba pero no demasiado porque conseguiremos que quede cuajado por dentro y pierda el efecto de coulant. Sacamos del horno y con cuidado metemos un cuchillo alrededor del molde para separarlo, volcamos en un plato y podemos espolvorear con el azúcar glas. Esto se suele acompañar de helado del sabor que más nos guste, la mezcla de frío y caliente está deliciosa y cuando se abre por la mitad sale un  pequeño río de chocolate espectacular.
Parece muy complicado pero es fácil y se tarda poco en hacer, es más complicado escribirlo. Probarlo un día que queráis daros un homenaje, nos lo merecemos.

No hay comentarios: