Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 10 de abril de 2011

Cazuela de habas marinera















Dificultad media

Ingredientes para 4 personas
  • 1 kg de habas tiernas pequeñas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pimiento seco
  • sal, pimienta, cúrcuma, pimentón de la Vera
  • 1 cebolla 
  • 1 pimiento verde
  • 2 filetes de rape
  • 100 gr de almejas
  • 500 gr de mejillones
  • 2 calamares grandes
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite
  • 4 alcachofas (pueden ser de lata)
  • un puñado de guisantes
  • 1 zanahoria 
  • 1 litro de caldo de pescado (que tendremos hecho con los despojos de los pescados que vamos a utilizar o teníamos congelado de haberlo hecho en otra ocasión)
  • 2 huevos duros

Elaboración
Ponemos el aceite en una olla honda y echamos los ajos y los calamares muy picados, sofreímos un ratito, añadimos todas las verduras (crudas) troceadas, el pimiento seco, el laurel, los condimentos y dejamos marear unos minutos, añadimos el pescado y los mejillones sin concha (mejillones y almejas se hacen aparte y se añaden para evitar que tengan tierra o restos que puedan estropear  el guiso, es más latazo pero merece la  pena), añadimos el caldo de pescado 12 minutos para que reduzca un poco el caldo, se añaden las habas y dejamos otros 12-15 minutos hasta que estén tiernas, terminamos picando los huevos duros menuditos y moviendo para que den color a la cazuela.
Este plato es delicioso y es una fuente de minerales y vitaminas. Es similar a la cazuela de fideos pero otra variante para quien no le guste el fideo, como a  mi marido, tengo que hacer las dos cosas variando un poco cada plato para que él tome una cazuela alternativa a los fideos. De cualquier forma ambas están muy buenas y con propiedades parecidas, por qué no hacer feliz a todo el mundo, ojalá todo fuese tan fácil de solucionar.

No hay comentarios: